TABLETAS

COMPOSICION
Cada tableta recubierta contiene:
Bromuro de piridostigmina ............ 60 mg
Excipientes ................................... c.s.

INDICACIONES Y USOS
AMIASTEN esta indicado en el tratamiento de miastenia gravis. AMIASTEN es más útil en la terapia prolongada, donde no existe dificultad para la deglución. En la crisis miasténica aguda, donde existe dificultad para la respiración y deglución, es preferible el tratamiento parenteral, y se inicia el tratamiento oral con AMIASTEN tan pronto como sea tolerado.

CONTRAINDICACIONES
La relación riesgo/beneficio debe ser considerada en los siguientes casos:
Asma bronquial: Debido a que el incremento de las secreciones bronquiales y otros efectos respiratorios que produce AMIASTEN pueden agravar al paciente asmático.
Atelectasia postoperatoria o neumonía: Puede ser exacerbada.
Disrritmias cardíacas, especialmente bradicardia y bloqueo auriculoventricular: Se incrementa el riesgo de arritmias cardíacas.
Obstrucción mecánica del tracto urinario o intestinal: Puede ser exacerbada.
Sensibilidad a los Bromuros.
Infecciones del tracto urinario: El incremento del tono muscular vesical puede agravar los síntomas.
Se recomienda precaución en los pacientes postoperados debido a que los antimiasté-nicos pueden exacerbar los problemas respi-ratorios causados por dolor postoperatorio, sedación, secreciones retenidas, o atelectasias. En el paciente miasténico, si un problema respiratorio postoperatorio no puede ser atribuido sólo a la miastenia gravis, es recomendable la ventilación mecánica.

ACCIONES FARMACOLOGICAS
AMIASTEN inhibe la destrucción de acetilcolina por la acetilcolinesterasa, por lo tanto facilita la transmisión de impulsos a través de la unión mioneural.
Las respuestas colinérgicas producidas son miosis, bradicardia, incremento del tono muscular intestinal y esquelético, constricción de bronquios y uréteres, y estimulación de la secreción de las glándulas salivales y sudoríparas.
Además, AMIASTEN tiene un efecto colinomimético en el músculo esquelético. Se incrementa la fuerza muscular y la respuesta a la estimulación nerviosa repetitiva, como resultado de la potenciación del efecto pico y la prolongación de la duración de acción de la acetilcolina en la placa motora terminal.
AMIASTEN se metaboliza en el plasma e hígado y se excreta por vía renal.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS
Aminoglucósidos sistémicos, anestésicos inhalatorios hidrocarbonados (tales como: cloroformo, ciclopropano, enflurano, halotano, metoxiflurano, tricloroetileno), anestésicos parenterales-locales a grandes dosis, capreomicina, lidocaína intravenosa, lincomicinas, polimixinas (tales como: colistimetato, colistin, y polimixin B) o quinina: La acción bloqueante neuromuscular de estos medicamentos pueden antagonizar el efecto de AMIASTEN en el músculo esquelético; por lo que puede ser necesario un ajuste de la dosis del antimiasténico cuando se administre simultáneamente con estos medicamentos.
Los antimiasténicos, a grandes dosis, pueden disminuir la actividad bloqueante neuromus-cular de estos medicamentos.
Anestésicos locales derivados del éster: AMIASTEN inhibe la actividad de la colinesterasa plasmática, por lo tanto reduce el metabolismo de estos anestésicos, ocasionando un incremento del riesgo de toxicidad, por lo que se recomienda el uso de anestésicos locales no derivados del éster.
Agentes anticolinérgicos (especialmente atropina y compuestos relacionados): La atropina puede ser usada para reducir o prevenir los efectos muscarínicos de AMIASTEN; sin embargo, no se recomienda el uso rutinario en forma simultánea debido a que los efectos muscarínicos pueden ser los primeros síntomas de sobredosis y enmascararlos con atropina pueden impedir el reconocimiento temprano de una crisis colinérgica. El uso simultáneo de anticolinérgicos con AMIASTEN puede también reducir la motilidad intestinal, por lo que se recomienda precaución durante su uso.
Otros inhibidores de la colinesterasa (inclu-yendo demercarium, ecotiofato e isoflurofato y posiblemente malation tópico): No se recomienda el uso simultáneo de otros inhibi-dores de la colinesterasa con AMIASTEN, excepto bajo supervisión médica estricta debido a la posibilidad de toxicidad aditiva; puede también ser peligroso si se usa excesiva cantidades de malation (aplicación tópica).
Edrofonium: Se recomienda precaución en la administración de edrofonium a pacientes con síntomas de debilidad miasténica quienes también reciben antimiasténicos, debido a que los síntomas de crisis colinérgicas (sobredosis) pueden ser similares a aquellos que ocurren en la crisis miasténica (baja dosis) y la condición del paciente puede empeorarse con el uso de edrofonium.
Guanadrel, guanetidina, mecamilamina o trimetafan: Estos bloqueadores ganglionares pueden antagonizar los efectos de AMIASTEN cuando son usados simultá-neamente, produciendo incremento de la debilidad muscular, debilidad respiratoria y/o debilidad en la deglución. Debe considerarse la posibilidad que el efecto antihipertensivo de los bloqueadores ganglionares pueda también reducirse durante el uso simultáneo con AMIASTEN.
Bloqueadores neuromusculares: El bloqueo de la fase I, que producen los bloqueadores neuromusculares despolarizantes, tales como succinilcolina, puede ser prolongado cuando se usa simultáneamente con AMIASTEN; sin embargo, si un agente bloqueador despolarizante ha sido usado durante un período prolongado de tiempo y el bloqueo despolarizante ha cambiado a un bloqueo no despolarizante, AMIASTEN puede revertir el bloqueo no despolarizante.
El bloqueo neuromuscular antagoniza el efecto de AMIASTEN en el músculo esquelético, por lo que puede requerirse un ajuste temporal de la dosis de AMIASTEN, después del uso de un bloqueador neuromus-cular, para controlar los síntomas de miaste-nia gravis.
Procainamida o quinidina: La actividad bloqueante neuromuscular y/o los efectos anticolinérgicos de estos medicamentos pueden antagonizar la acción de AMIASTEN; por lo que se recomienda precaución durante el uso simultáneo de estos medicamentos en pacientes con miastenia gravis.

PRECAUCIONES
Sensibilidad cruzada y/o problemas relacionados: Los pacientes sensibles a bromuros pueden también ser sensibles a AMIASTEN.
Embarazo: No se han documentado problemas con Bromuro de piridostigmina en el feto humano; sin embargo, ha ocurrido debilidad muscular transitoria en cerca del 20% de recién nacidos de madres que han recibido este medicamento durante el embarazo.
Lactancia: AMIASTEN se excreta en la leche materna en concentraciones de 36 a 113% de la concentración plasmática materna. Sin embargo, no se han reportado problemas en humanos.
Pediatría: No se han realizado estudios apropiados en la población pediátrica referente a efectos relacionados con la edad. Sin embargo, a la fecha no se han documentado problemas específicamente pediátricos.
Geriatría: No se han realizado estudios extensos en la población geriátrica. Sin embargo, en un estudio de 32 pacientes adultos, de los cuales 14 fueron mayores de 60 años, la duración del antagonismo del bloqueo neuromuscular por piridostigmina fue prolongada en este último grupo, comparada con la de los pacientes más jóvenes.

INCOMPATIBILIDADES
No se han reportado incompatibilidades con este medicamento.

REACCIONES ADVERSAS
Reacciones adversas que necesitan atención médica
Reacciones adversas raras
Sensibilidad al ión bromuro de la piridostigmina (rash cutáneo).
Reacciones adversas que necesitan atención médica solo si continúan o son molestas
Reacciones adversas más frecuentes
Efectos muscarínicos (diarrea, incremento de la sudoración, incremento de la salivación, náuseas o vómitos y dolor estomacal)
Reacciones adversas menos frecuentes
Efectos muscarínicos (urgencia frecuente para miccionar, pupilas inusualmente pequeñas y lagrimeo inusual)

ADVERTENCIAS
Mantener fuera del alcance de los niños.
Usar bajo indicación médica.

TRATAMIENTO EN CASOS DE SOBREDOSIS
Los efectos clínicos de la sobredosis aguda y crónica son:
Efectos en el sistema nervioso central: Torpeza o inestabilidad, confusión, dificultad para respirar, convulsiones, dificultad al hablar, irritabilidad inusual, nerviosismo, impaciencia y temor.
Efectos muscarínicos: Visión borrosa, diarrea severa, incremento excesivo de las secreciones bronquiales o salivación, vómitos severos, acortamiento de la respiración, dificultad para respirar, sibilancias, sensibilidad en el pecho, lentitud de los latidos cardíacos, dolor o calambres abdominales severos, debilidad o cansancio inusual.
Efectos nicotínicos: Incremento de la debilidad muscular o parálisis, especialmente en los braños, cuello, hombros y lengua; calambre o tirones musculares.
Nota: Los problemas de la respiración también pueden ser causados por atelectasia. El cansancio o debilidad inusual pueden también ser causados por la hipokalemia producida por diarreas o vómitos severos. En el paciente miasténico, el incremento de la debilidad muscular puede ser causado por bajas dosis o resistencia en vez de sobredosis.
Nota: La sobredosis puede inducir una crisis colinérgica, la cual se caracteriza por efectos nicotínicos, además de efectos muscarínicos intensificados. En pacientes con miastenia gravis o en pacientes post-operados, la crisis colinérgica puede ser difícil de distinguir de la crisis miasténica en base a los síntomas, debido a que el síntoma principal común de ambos es la debilidad muscular generalizada. El momento de inicio de la debilidad puede ayudar a determinar si la crisis es causada por sobredosis o baja dosis (o resistencia). La debilidad comienza cerca de 1 hora después de la administración del antimiasténico en caso de sobredosis, mientras que en casos de baja dosis o resistencia, comienza luego de 3 horas o más de ser administrado.
Si no se puede realizar un diagnóstico diferencial en base a los signos y síntomas, el edrofonium puede ser usado para distinguir la crisis colinérgica de la crisis miasténica; sin embargo, se recomienda precaución debido a que edrofonium causará incremento de las secreciones orofaríngeas y mayor debilidad en los músculos de la respiración en la crisis colinérgica. Esto puede ser especialmente crítico en el paciente post-operado.
Tratamiento de la sobredosis:
Tratamiento recomendado para la crisis colinérgica:
Pronta discontinuación de AMIASTEN
Tratamiento específico: Usar atropina sulfato intravenoso para contrarrestar los efectos muscarínicos.
Cuidados de soporte: Puede incluir intubación endotraqueal si es necesario.

DOSIS Y VIAS DE ADMINISTRACION
Vía de administración: Oral.
ADULTOS Y ADOLESCENTES
Dosis inicial: 30 a 60 mg, cada 3 ó 4 horas, la dosis puede ser ajustada según los requerimientos.
Dosis de mantenimiento: 600 mg (en un rango de 60 mg a 1,5 gramos), por día.
NIÑOS
La dosis es 7 mg/kg de peso corporal o 200 mg por metro cuadrado de superficie corporal por día, dividido en 5 ó 6 dosis.
GERONTES
Ver la dosis usual de adultos y adolescentes

CONDICIONES ESPECIALES DE ALMACENAMIENTO
Mantener a una temperatura menor de 40º C, preferentemente entre 15 ºC y 30 ºC.
Conservar en envase hermético.